domingo, 13 de febrero de 2011

¿Quiere decir usted que a veces los sentimientos, como el sentimiento de compasión, pueden identificarse como viniendo del Uno?


Douglas Harding: Sí. Nosotros deberíamos tener humildad para ser un poco tradicionales aquí y darnos cuenta que durante dos mil años grandes santos han estado trabajando en esto, y la característica común de su descubrimiento es: «No soy yo, sino Cristo quien vive en mí». Pablo prosigue: «Yo estoy crucificado con Cristo». El padre Gerard Hughes, autor del libro, God of Surprises, dice: «Dios nos llamó para devenir Cristo». No Cristos, sino Cristo. Cuando extiendo mis brazos, veo el modelo de la Crucifixión. Nosotros estamos construidos para ese increíble modelo. Viva eso, sea eso, permítase sentir eso. Usted verá que el pequeño -tu imagen del espejo- reaparece sin cesar, que hace tentativas de invasión, y usted tiene que reconocerlo por lo que es. Y despacharle sin cesar, despacharle y despacharle adonde pertenece.

Douglas Harding

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.