martes, 25 de octubre de 2011

El problema con Dios


Siempre es un error separar nuestra consciencia de nuestras ideas de “Dios”. Jesús mismo dijo: “A aquel que conozca el Todo pero no se conozca a sí mismo, le falta todo”. Sea lo que fuere lo que creamos sobre Dios, estamos a sabiendas o sin saberlo, hablando de nosotros mismos, y con frecuencia es nuestra personalidad de supervivencia la que influye en lo que decimos. Si queremos un dios que nos sostenga en la batalla o en nuestra nacionalidad o en nuestra supremacía religiosa, inventamos un dios que legitima nuestra causa. Si queremos un dios que nos exonere y nos perdone, le abrimos el corazón a un dios que así lo hace. Si queremos un dios que esté a favor de la vida y de la elección, creamos este dios en nuestra mente. Y, una vez que hemos creado este dios, siempre construimos la evidencia o la doctrina que respalde nuestra creencia.

 Richard Moss

 (El Mandala del Ser)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.